10 mandamientos básicos para poner la mesa en Navidad

Casas do Coro (Portugal)

  1. Mantel: Es bueno utilizar un protector para la mesa. Si utilizas manteles individuales, entonces prescinde de los caminos. El equilibrio es esencial, así que nada de estridencias. La comida y los invitados son los protagonista
  2. Cubiertos: ¿Es que no habéis visto Pretty Woman? Se colocan a ambos lados del plato en orden inverso, es decir, los primeros en utilizarse en la parte externa.
  3. Platos: Nunca utilices un plato hondo únicamente, y si puedes, coloca un bajoplato. Además, si la vajilla tiene un dibujo, colócalo en la parte superior.
  4. Copas: Dos. A la izquierda la del agua y a la derecha, las de vino. Las de champán es mejor que esperen al final para no recargar la mesa.
  5. Pan: en un plato, a la izquierda siempre. Ten mucho ojo, ¡no te comas el de otr@!
  6. Servilletas: ¡Por favor, no las metas en la copa!. Su sitio son los lados del plato o bien encima del mismo. Si no tienes suficientes del mismo color, se pueden ir combinando intentando crear una gama. Pueden ser de papel y otros materiales parecidos a la tela.
  7. Centro de mesa: No te pases con el tamaño. No queda bien estar asomándose por encima de la decoración para poder mantener una charla…
  8. Velas: Te proporcionarán la calidez que creas que le falta a la estancia. En la imagen puedes ver un ejemplo de candelabro para velas pequeñas con sólo girar una copa. Como en el centro de mesa, utilízalas con mesura y buena cabeza para no dificultar a los comensales.
  9. Color: un poco de habilidad cromática te va a ayudar a convertir un comedor ordinario en un acogedor banquete. Normalmente en Navidad se suele recurrir a los rojos, los dorados y los plateados, pero lo mejor es elegir algo dentro de nuestras posibilidades y sobre todo, que se salga de lo habitual en nuestro hogar. Morados y verdes son buena opción también.
  10. Para gustos, los colores: La Navidad hay que vivirla como cada uno quiera. En el fondo es importante que te sientas a gusto, así que confía en tu instinto y tus ideas. Como ves, este mandamiento anula prácticamente todos los anteriores, porque lo importante es ¡divertirse hagas lo que hagas!

Fuentes: Hogarutil.com, Pretty Woman, lainformacion.com, hola.com, lgblog.es [Imagen], facilisimo.com.

Detalle NavidadCastell D'Empordá (Girona)

 

 

 

10 mandamientos básicos para la mesa en Navidad

1. Mantel: Es bueno utilizar un protector para la mesa. Si utilizas manteles individuales, entonces prescinde de los caminos. El equilibrio es esencial, así que nada de estridencias. La comida y los invitados son los protagonistas.

2. Cubiertos: ¿Es que no habéis visto Pretty Woman? Se colocan a ambos lados del plato en orden inverso, es decir, los primeros en utilizarse en la parte externa.

3. Platos: Nunca utilices un plato hondo únicamente, y si puedes, coloca un bajoplato. Además, si la vajilla tiene un dibujo, colócalo en la parte superior.

4. Copas: Dos. A la izquierda la del agua y a la derecha, las de vino. Las de champán es mejor que esperen al final para no recargar la mesa.

5. Pan: en un plato, a la izquierda siempre. Ten mucho ojo, ¡no te comas el de otr@!

6. Servilletas: ¡Por favor, no las metas en la copa!. Su sitio son los lados del plato o bien encima del mismo. Si no tienes suficientes del mismo color, se pueden ir combinando intentando crear una gama. Pueden ser de papel y otros materiales parecidos a la tela.

7. Centro de mesa: No te pases con el tamaño. No queda bien estar asomándose por encima de la decoración para poder mantener una charla…

8. Velas: Te proporcionarán la calidez que creas que le falta a la estancia. En la imagen puedes ver un ejemplo de candelabro para velas pequeñas con sólo girar una copa. Como en el centro de mesa, utilízalas con mesura y buena cabeza para no dificultar a los comensales.

9. Color: un poco de habilidad cromática te va a ayudar a convertir un comedor ordinario en un acogedor banquete. Normalmente en Navidad se suele recurrir a los rojos, los dorados y los plateados, pero lo mejor es elegir algo dentro de nuestras posibilidades y sobre todo, que se salga de lo habitual en nuestro hogar. Morados y verdes son buena opción también.

10. Para gustos, los colores: La Navidad hay que vivirla como cada uno quiera. En el fondo es importante que te sientas a gusto, así que confía en tu instinto y tus ideas. Como ves, este mandamiento anula prácticamente todos los anteriores, porque lo importante es ¡divertirse hagas lo que hagas!

Fuentes: Hogarutil.com, Pretty Woman, lainformacion.com, hola.com, lgblog.es, facilisimo.com.

10 mandamientos básicos para la mesa en Navidad

 

1. Mantel: Es bueno utilizar un protector para la mesa. Si utilizas manteles individuales, entonces prescinde de los caminos. El equilibrio es esencial, así que nada de estridencias. La comida y los invitados son los protagonistas.

 

2. Cubiertos: ¿Es que no habéis visto Pretty Woman? Se colocan a ambos lados del plato en orden inverso, es decir, los primeros en utilizarse en la parte externa.

 

3. Platos: Nunca utilices un plato hondo únicamente, y si puedes, coloca un bajoplato. Además, si la vajilla tiene un dibujo, colócalo en la parte superior.

 

4. Copas: Dos. A la izquierda la del agua y a la derecha, las de vino. Las de champán es mejor que esperen al final para no recargar la mesa.

 

5. Pan: en un plato, a la izquierda siempre. Ten mucho ojo, ¡no te comas el de otr@!

 

6. Servilletas: ¡Por favor, no las metas en la copa!. Su sitio son los lados del plato o bien encima del mismo. Si no tienes suficientes del mismo color, se pueden ir combinando intentando crear una gama. Pueden ser de papel y otros materiales parecidos a la tela.

 

7. Centro de mesa: No te pases con el tamaño. No queda bien estar asomándose por encima de la decoración para poder mantener una charla…

 

8. Velas: Te proporcionarán la calidez que creas que le falta a la estancia. En la imagen puedes ver un ejemplo de candelabro para velas pequeñas con sólo girar una copa. Como en el centro de mesa, utilízalas con mesura y buena cabeza para no dificultar a los comensales.

 

9. Color: un poco de habilidad cromática te va a ayudar a convertir un comedor ordinario en un acogedor banquete. Normalmente en Navidad se suele recurrir a los rojos, los dorados y los plateados, pero lo mejor es elegir algo dentro de nuestras posibilidades y sobre todo, que se salga de lo habitual en nuestro hogar. Morados y verdes son buena opción también.

 

10. Para gustos, los colores: La Navidad hay que vivirla como cada uno quiera. En el fondo es importante que te sientas a gusto, así que confía en tu instinto y tus ideas. Como ves, este mandamiento anula prácticamente todos los anteriores, porque lo importante es ¡divertirse hagas lo que hagas!

 

Fuentes: Hogarutil.com, Pretty Woman, lainformacion.com, hola.com, lgblog.es, facilisimo.com.

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

3 Comments

  1. Muchas gracias a ti por leernos!

    regards,
    Puffs

  2. Encontré esta página y ya no tengo que buscar por otras partes. Tiago Azevedo

  3. Gracias por las explicaciones detalladas, muy interesante! Anna

Submit a Comment