A Casa de Laura, una apuesta por la vida en el pueblo

El éxodo rural ha dejado a muchos pueblos en el abandono. Ante esto, iniciativas como la de Laura Velasco son dignas de admirar. Eligió el pueblecito de sus padres, Aldeasoña, en el norte de Segovia, para restaurar una ruina y convertirla en un alojamiento con encanto: A Casa de Laura.

Esta casa rural de alquiler completo tiene categoría 4 estrellas y es perfecta para disfrutar con amigos o en familia de la Ribera del Duero y el entorno del río Duratón. Un paraíso para conectar con la naturaleza y avistar aves, como el buitre leonado. El turismo activo también es posible combinarlo con las visitas culturales, como el románico de la zona, el castillo de Peñafiel o la villa de Cuéllar. Sin olvidar la gastronomía ¡y la astronomía! Y es que aquí el cielo apenas tiene contaminación lumínica y las noches estrelladas son una maravilla.

A Casa de Laura destaca por sus estancias amplias y luminosas. También por la utilización de la piedra en las paredes y el exterior, y madera en techos, puertas o vigas. Cuenta con 4 habitaciones, cada una con su propio baño. Es ideal para 8 o 10 personas. Te sentirás como en casa mientras descasas junto a la chimenea, desayunas en la terraza o preparas una barbacoa en el antiguo corral.

A Casa de Laura. ¡Bueno!

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment