Bronceado natural

Llegó el verano, abres el armario y comienzas con el cambio de temporada. Los jerséis, bufandas  y pantalones de bronceado7pana acaban en la parte más alta, de donde no volverán a moverse en unos cuantos meses. Y aquí empieza el suplicio…

Recuperas esa falda verde con flores amarillas que tan bien te sentaba el agosto pasado, te la enfundas y te giras enfrentándote con firmeza al espejo. ¿Y esas son tus piernas? El color blanquecino que has ido acumulando durante todo el invierno se refleja en la cristalera y piensas “no me quito los vaqueros en todo el verano”.

Que no cunda el pánico. No hace falta que te arruines con sesiones de rayos uva, basta con que sigas unos pequeños trucos naturales que te ayudarán a adquirir un tono atractivo. 

Para empezar sal de casa y pasea, que tu piel vaya acostumbrándose al sol y comiences a coger color. Eso sí, evita las horas punta, aquellas en las que el sol cae con mayor intensidad.

Algunos alimentos son grandes aliados para conseguir un bronceado natural, y entre ellos la estrella es la zanahoria. Prueba con esta poción: dos zanahorias, una naranja y un tomate. Exprime o licua los tres alimentos por separado, mézclalos a continuación y tómate el zumo resultante. O si lo prefieres, una taza de remolacha y 2 tazas de manzana verde pelada, agua y azúcar. De esta manera dotarás a tu cuerpo de vitaminas y estimularás tu moreno. Otras frutas como el melocotón, el mango, el albaricoque o el melón contienen betacarotenos, que aceleran el bronceado.

Alimentos como el aceite de oliva, los aceites de semillas de germen de trigo, girasol, soja y maíz, el aguacate y la yema de huevo son ricos en vitamina E y reparan las alteraciones producidas por el sol en la piel.

Existe también un alga llamada “Alga Espirulina”, que potencia el bronceado y protege de forma natural de las radiaciones dañinas del sol. Introduce esta alga en tu alimentación y verás rápidamente los resultados.

Y para finalizar, en verano nuestro cuerpo pierde más líquidos debido al calor. Bebe mucha agua, al menos dos litros al día. O si prefieres ponerle un poco de color, toma gazpacho, que te ayudará a hidratarte y te aportará vitaminas al mismo tiempo.

En resumen: agua, zumos, zanahorias, frutas, algas y aceites son los secretos naturales para conseguir un buen bronceado.

bronceado6Y una vez conseguido, el objetivo es conservarlo. Para esto mantén tu piel lo más hidratada posible. Y como no, una vez más, existen algunas recetas naturales que te ayudarán a prologar tu bronceado de una manera sana: prueba con 2 cucharadas de harina, 3 de yogur natural y 5 gotas de aceite esencial de zanahoria. Aplícate la crema resultante y déjala actuar durante 20 minutos. Otro buen truco consiste en lavarte con una infusión de té bien fuerte.

Y ahora, la prueba de fuego: ¡vuelve a sacar la falda verde de flores amarillas!

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

Submit a Comment