Conducción económica y ecológica

conduccion2Tanto los desplazamientos largos como los cortos están a la orden del día en esta época del año. A menudo los viajes se nos hacen muy pesados: el tópico de aguantar a suegra, al perro ladrando en la ranchera y los niños gritando en la parte de atrás del coche nos trasladan directamente a los clásicos de Paco Martínez Soria, versión road movie.

Por eso queremos darte algunos consejos a la hora de sentarte al volante, para que  ahorres en tus traslados y de paso cuides el Medio Ambiente:

  •  Al arrancar no aceleres: si tu motor es de gasolina, pon en marcha el motor después del arranque. Si se trata de un diesel, es preferible que esperes tres segundos antes de comenzar a circular.
  • Utiliza las marchas más largas posibles, manteniendo el motor a bajas revoluciones.
  • Pon el aire acondicionado solo cuando sea imprescindible y siempre a temperaturas moderadas.
  • Mantén la velocidad lo más uniforme posible, evita los frenazos y los acelerones. Para frenar, hazlo de una forma suave y para disminuir la velocidad, levanta el pie del acelerador y dejar el coche rodar.
  • No viajes con las ventanillas abiertas ni con elementos exteriores.
  • Distribuye el peso en el interior del coche.
  • Si estás parado más de un minuto apaga el motor.
  • Sobra decir que bajo ninguna circunstancia debes arrojar colillas, papeles u otros objetos por la ventanilla.
  • Mira lejos y estate atento a la carretera. De esta manera podrás anticiparte a los acontecimientos y evitar una conducción brusca o agresiva.
  • Comprueba que la presión de los neumáticos sea la adecuada y controlarás de una manera sencilla el consumo de carburante.

Si sigues estos pequeños consejos, además de ahorrar, contribuirás a rebajar la contaminación tanto ambiental como acústica: el ahorro de carburante en un 15 %, la disminución del riesgo de accidentes, la rebaja de costes en el mantenimiento del vehículo y la disminución del 15% de las emisiones de CO2 a la atmósfera son algunas de las ventajas de la conducción ecológica.

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

Submit a Comment