El Arca de Mario Réis

sanmartin4Vamos a ser sinceros: uno tiene un trabajo que en ocasiones no debería estar pagado. Voy más allá –esperen que doy otro chupito de oporto para que me llegue el valor– para sugerir que me cobren por trabajar en días como ayer. Ayer madrugué, tomé el AVE que me alejó de Madrid más despacio de lo que uno quisiera y me acercó al Pirineo de Huesca. Un coche de alquiler con aires de deportivo y me encontré subiendo carreteras y pistas hacia Monte Perdido contracorriente. Baja el deshielo este año que da miedo, gargantas azules de agua atronadora, un monitor de rafting muerto en el Noguera el mes pasado. Hace unas horas respiraba el tufo estresante de Madrid y ahora avanzo entre paredes de roca verticales y prados, bordas abandonadas, vacas entre flores y trinos múltiples. Y es miércoles.

Una curva en la pista de tierra me pone ante un valle de dimensiones generosas. Reconozco los plegamientos de la montaña porque figuran en la foto de Casa de San Martín en la Guía Rusticae 2009. Y sin problema localizo, desde la altura, el hotel, que en realidad es la casa de Mario, náufraga voluntaria en este mar verde y piedra.

La casa de Mario –la Casa de San Martín– tiene algo de Arca de Noé, porque en ella –la casa– nos sentimos tan lejos de los peligros, tan al margen de los problemas, tan bien… que olvidaba que he venido para trabajar. Fuera diluvia una tormenta de primavera. Mario charla con esa cadencia tan brasileira. Tanta cadencia que nos dan las 3 de la mañana, en compañía de una pareja de clientes. Fuera deja de diluviar y los grillos toman el relevo. Y los caracoles caminan los pasillos de piedra. El firmamento pesa de estrellas. Y seguimos en mangas de camisa, a ratos con una manta ligera, como viejas en mesa camilla, repantingados en estos sillones comodísimos en los que de buena gana haría noche. Casa de San Martín es un arquetipo del hotel de montaña, y Mario lo es del gusto por la acogida. Hasta su gato es un arquetipo del gato. Ayer fue un día de trabajo perfecto. ¿Cuánto se debe?

Para conocer más de la Casa San Martín, visita la web de Rusticae

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

2 Comments

  1. Estimada Inma,

    Muchas gracias por tus aportaciones a nuestro blog. Nos satisface enormemente que compartas con nosotros tus impresiones. Conseguir el feedback de nuestros huéspedes es para nosotros un regalo, una oportunidad de seguir avanzando.

    Los hoteles que conforman Rusticae, comparten sobre todo, una filosofía de vida y de trabajo, pero son de tipologías muy diferentes, hay alojamientos en plena naturaleza como Casa de San Martín, o en pueblos como El Jardín del Convento, los hay con una decoración moderna e incluso vanguardista, y otros de estilo clásico y tradicional, hay hoteles en el campo y hoteles en la ciudad, para parejas o para familias, los hay más sofisticados y también especialmente austeros…. El Jardín del Convento es un hotel situado en una de las juderías más bonitas de España, y cuenta con un jardín realmente espectacular. La honestidad con la que los propietarios dirigen este pequeño hotel hará que tomen en cuenta tus comentarios para seguir mejorando su servicio.

    Gracias de nuevo y esperamos sinceramente que sigas compartiendo con nosotros tus experiencias.

  2. estoy completamente de acuerdo con el comentario de Pablo.Yo tambien estuve en el san Martin y fue algo inolvidable…..por eso creo que debo hacer un comentario bien diferente de otro hotelito que a mi juicio desmerece dentro del mundo Rusticae.Me refiero al Jardin del Convento en Caceres, bastante descuidado y muy poco acogedor.No daban cenas por lo cual tenias que buscarte la vida en los restaurantes del pueblo (Hervas).Tampoco habia espacios suficientes para poder estar un rato antes o despues de cenar,charlando o leyendo pues el espacio que estaba habilitado para ello estaba compartido con el comedor y era muy pequeño y porqué no decirlo «cutre» en fin…quiza el tema radica en que decubrí el mundo Rusticae hace unos años y desde entonces todos los hotelitos a los que voy pertenecen a este grupo y siempre han sido esperiencias maravillosas ,si uno era bueno ,el otro mejor…..en Asturias ,en Aragon…..todos distintos y todos geniales…..en fin espero que este ultimo cambie porque yo sali bastante decepcionada y no lo recomendaria…espero que Rusticae sea exigente en su seleccion tal y como a los clientes nos ha enseñado a ser

Submit a Comment