El perfil: Guillermo Rodríguez

Humano, cercano, familiar, entrañable, amigable, discreto, buen profesional… estos y muchos más adjetivos son mencionados cuando te acercas a preguntar a quienes mejor conocen a Guillermo Rodríguez Astorga, una de las grandes figuras de la gastronomía nacional chilena.

 

Recuerdo el día que lo conocí. Una comida en el Espacio Gastronómico, centro neurálgico de su actividad en Barrio Italia, Treinta comensales alrededor de una mesa presidencial, en la que, casualmente, y no por importancia, quede casi sentado frente a él. La velada fue entretenida. Yo no deje de observarlo, cuidando la discreción para no hacerme valedor de la fama de “excesivamente invasivos y directos” que tenemos los españoles.

 

A lo largo de mi vida profesional he tenido la oportunidad de rodearme y codearme con figuras nacionales e internacionales de la cocina. La fama de “inaccesibles” o “divos” no siempre se cumple. Y aquí estamos ante un claro ejemplo. Departía con todos los asistentes con la mayor naturalidad, atento a cualquier gesto o comentario. Una sonrisa tranquila y una expresión relajada. Un abrazo de despedida y un hasta pronto. Volvimos a coincidir en varias ocasiones desde aquel momento. Accedió a ser Embajador de Rusticae y nos acompañó en el lanzamiento de la marca. Me volvió a sorprender su personalidad, cercana y humana. Y recalco esto.

 

Nuestro último encuentro, hace unos meses en el lanzamiento del nuevo “Espacio Gastronómico”. Una maravillosa casa en Tegualda rehabilitada con mucho gusto y elegancia. La comida, como no podía ser de otra manera, exquisita. Y el momento culmen de la noche, cuando alrededor de Guillermo nos juntamos para escuchar unas palabras muy sentidas de alguien que lo conoce hace muchos años. Indiscutiblemente no me había equivocado. Cada una de sus palabras confirmaban mi primera impresión.

 

De su trayectoria profesional, marcada por importantes hitos, quizás cabría resaltar lo que para muchos ha sido su gran aporte: iniciar la llamada “Cocina Chilena Renovada”, que más que una alusión directa a la cocina chilena tradicional, es un compromiso con el rescate y desarrollo de los productos originarios. E inteligentemente maridado utilizando técnicas y presentaciones modernas y originales para platos y preparaciones ancestrales de la cocina chilena. Como dice Guillermo: “Nos paseamos de norte a sur, de mar a cordillera, llevando un pedazo de Chile en cada plato”.

 

Sin lugar a dudas la cocina chilena está en muy buenas manos.

Guillermo Rodríguez, Chef Director Espacio Gastronómico

Guillermo Rodríguez, Chef Director Espacio Gastronómico

Pablo Granell

Author: Pablo Granell

Pablo Granell es CEO de Rusticae Latinomérica desde 2013. Este Experto en Consultoría Turística es un viajero empedernido y además escribe de maravilla, por lo que le hemos "captado" como corresponsal para Chile y Latinoamérica de nuestro blog para que periódicamente nos envíe sus posts que, seguro esperaremos impacientes.

Share This Post On

Submit a Comment