En verano, ¿playa o montaña?

La eterna duda de playa o montaña siempre está presente a la hora de organizar unas vacaciones de verano. Si lo cierto es que para la época estival nos solemos decantar por destinos costeros, también existe un sinfín de destinos muy apetecibles de interior. Las posibilidades de elección se complican cuando en esta ecuación entran también los pequeños de la casa. En este caso necesitaremos buscar un alojamiento en el que, sin dejar de lado ese encanto peculiar que buscamos, los niños tengan su propio espacio.

Casa A Pedreira en la villa de Cuntis de Pontevedra es una casa rural estupenda para familias. Sus amplias habitaciones nos permiten contar con cunas o camas supletorias para los más pequeños, y su zona exterior con jardín, terrazas y piscina es ideal para que los peques puedan jugar con total seguridad. Lo mejor es el palomar del siglo XVIII, rincón perfecto para que los niños se diviertan con disfraces y juegos. También se dan clases de yoga para niños y clases conjuntas para padres e hijos. A Pedreira es el punto de partida idílico para visitar lugares únicos de Galicia como las Rías Baixas, la Costa da Morte o ciudades como Santiago de Compostela sin hacer largos recorridos.

Hotel Casa A Pedreira (Pontevedra)

Hotel Casa A Pedreira (Pontevedra)

¡Ver Casa A Pedreira!

Si la idea es pasar unos días rodeados de naturaleza, el lugar es Hostería de Guara, un maravilloso punto de partida para descubrir el Parque Natural de la Sierra los Cañones de Guara, un destino muy verde para disfrutar de la naturaleza y del paisaje.

Hostería de Guara

¡Ver Hostería de Guara!

Otro alojamiento con encanto de Rusticae en el que disfrutar del campo, la naturaleza y donde gozar de unas vacaciones en familia es la masía Can Clotas. Situada en el pueblo de Cistella, en la provincia de Girona, Can Clotas cuenta con habitaciones amplias y casas independientes con todo lo necesario para el cuidado y la atención de los niños. El aburrimiento aquí no existe, y es que la masía se abre a la naturaleza, donde el impresionante jardín, las zonas de cultivo y de bosque se prolongan por los montes del Empordà, donde abundan los olivos, los robles y las encinas. En verano no hay nada mejor que darse un chapuzón en la piscina, que cuenta con una parte para niños más pequeños. Y si os apetece hacer alguna visita, tenéis cerca Figueres, Girona o pueblos y playas de la Costa Brava como Cadaqués.

Can Clotats (Girona)

Can Clotats (Girona)

¡Ver hotel Can Clotas!

¿Y Navarra? En el pueblo de Etxarri Larraun, nos espera la casa rural Azpikoetxea, un antiguo caserío de alquiler completo con habitaciones grandes, un terreno propio de 1.500 m² y unas vistas increíbles al valle de Larraun, que podremos disfrutar en exclusividad. Rodeando la casa, campo, animales y paz. Desde la casa rural Azpikoetxea tenemos a tiro de piedra una gran variedad de actividades para hacer con los niños, como visitar las cuevas de Mendukilo, recorrer a pie o en bici la Vía Verde del Plazaola, montar a caballo o caminar por las ramas de los árboles. ¡Felices vacaciones en familia!

Hotel Azpikotexea (Navarra)

Hotel Azpikotexea (Navarra)

¡Ver Casa Rural Azpikoetxea!

 

 

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment