Ganas de Ibiza

Conoce su historia, participa en sus tradiciones, descansa en sus calas y vive sus noches interminables

Ibiza no necesita presentaciones, su patrimonio histórico, sus calas, su vida nocturna y su estilo de vida le acreditan como una de las islas con mayor proyección internacional del Mediterráneo. Por ella pasaron fenicios, púnicos, romanos, árabes… civilizaciones que dejaron su impronta, tanto en sus monumentos como en el carácter isleño. Sus parajes naturales, moda, gastronomía o su pertenencia a las Islas Pitiusas, junto a Formentera y numerosos islotes, subrayan su singularidad dentro de las Baleares. ¿Quieres conocerla?

Sant Antoni de Portmany, en la costa oeste de Ibiza, es una de las localidades más populares, por su majestuosa bahía y sus espectaculares puestas de sol. Además de ser punto de reunión para los extranjeros que vienen en busca de fiesta, el municipio de Sant Antoni también alberga monumentos de interés, como la iglesia de Sant Rafel, la capilla subterránea de Santa Agnès o el yacimiento de Ses Torres d’en Lluc.

 

Sant Antoni de Portmany, Ibiza

Sant Antoni de Portmany

 

Sant Josep de sa Talaia es el municipio más extenso y ofrece un rico patrimonio diseminado por sus localidades y pueblos. Aquí se encuentra el poblado fenicio de Sa Caleta y algunas de las torres de defensa más bellas del litoral pitiuso. Destaca la iglesia de Sant Jordi o la de Sant Francesc de s’Estany, sin olvidar los parajes naturales de Ses Salines y Cala d’Hort, así como las calas de Es Cavallet, Cala Carbó, o Cala Vedella.

 

Sant Josep de sa Talaia , Ibiza

Sant Josep de sa Talaia

 

En Sant Joan de Labritja, en el norte de la isla, se puede disfrutar del conjunto arquitectónico rural de Balafia, las iglesias de Sant Miquel y de Sant Llorenç o el santuario púnico de es Culleram. Por último Santa Eulalia del Río destaca por su templo fortificado y la iglesia de Es Puig de Missa. En este municipio vale la pena visitar los pueblos pintorescos de Sant Carles de Peralta, Santa Gertrudis de Fruitera y Jesús, con sus calles encaladas, ambiente rural y más tranquilidad que en otras localidades turísticas.

 

3Santuario Púnico de Es Culleram, ibiza

Santuario Púnico de Es Culleram

 

La vida nocturna tiene un gran peso en la economía ibicenca, especialmente en la capital y en Sant Antoni. Aquí la fiesta es uno de los mayores atractivos para los jóvenes extranjeros que visitan la isla en la época estival. Son famosas las discotecas y clubs como Pacha, Privilege, Ushuaïa, Space o Amnesia, a los que asisten los mejores productores y DJs nacionales e internacionales de junio a octubre.

 

Discoteca Ushuaia, ibiza

Discoteca Ushuaia

 

Pero la fiesta en Ibiza no sólo se ciñe al ocio nocturno sino a las costumbres y tradiciones de los pueblos, que sus habitantes cuidan con gran mimo. Precisamente una manera de disfrutar de la cultura ibicenca es asistir a las fiestas populares de las distintas localidades de la isla. En ellas se entra en contacto con los artesanos, se asiste a las demostraciones del “ball pagès” (baile tradicional) y se participa en las distintas actividades lúdicas y deportivas.

 

Algunas citas destacadas en la agenda de Ibiza son el segundo domingo de mayo, cuando se celebra un festival medieval para conmemorar la proclamación de parte de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad; o la Pasarela de Moda Adlib en el mes de junio, en la que se promociona el estilo ibicenco, de líneas sencillas, color blanco y tejidos naturales.

 

Las playas y calas ibicencas te acogen a lo largo de sus 210 km de costa. Hay para todos los gustos: recónditas, bulliciosas, familiares, de arena fina, de cantos… Algunas de las más valoradas con Cala Salada, Cala Saladeta, Cala Conta o Cala Bassa, que impresionan por sus aguas de azul turquesa y su buen estado de conservación. Las más animadas y concurridas con Las Salinas y Playa d’en Bosa. ¡Pero hay tantas! Otros dos espacios naturales que no te puedes perder en tu viaje a Ibiza son el Parque Natural de ses Salines y la Reserva Natural de Es Vedrà, Es Vedranell y de los Islotes de Poniente.

 

Cala Salada, Ibiza

Cala Salada

Cala Conta, Ibiza

Cala Conta

La ciudad de Ibiza es la capital de la isla, un lugar donde se vive intensamente tanto de día como de noche, por lo que es ideal para todo tipo de viajeros y planes. Está situada en el sureste y su principal núcleo de interés es Dalt Vila, que se corresponde con el casco histórico amurallado en la parte alta de la ciudad. Sus impresionantes murallas renacentistas le valieron su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y en su interior discurren calles adoquinadas junto a pequeñas casas encaladas. De visita obligada es su Catedral, la Plaza de la Vila, los baluartes de la muralla, la Iglesia de Santo Domingo y el Ayuntamiento.

 

Dalt Vila, Ibiza

Dalt Vila

 

El puerto deportivo es una zona muy popular, llena de tiendas, bares y restaurantes. Es un punto ideal para comenzar las noches de fiesta en la capital. El municipio cuenta con playas de fácil acceso, incluso desde el casco urbano, como Ses Figueretes. Para los amantes de la cultura y la arqueología, en la misma localidad de Ibiza se encuentra la necrópolis de Puig des Molins, empleada como cementerio por fenicios, púnicos y romanos, y declarada Patrimonio de la Humanidad. Se trata de una serie de cuevas en las que se han encontrado más de 4.000 hipogeos (tumbas) y ajuares con cientos de figuras de barro cocido.

 

Necrópolis Puig des Molins, Ibiza

Necrópolis Puig des Molins

 

La gastronomía de Ibiza se apuntala sobre productos del mar y del campo, influencias de las diferentes culturas que han dejado huella en la isla, así como recetas tradicionales que han pasado de generación en generación. Existe, además, un gran apego por la frescura de los alimentos y la producción ecológica. Todo esto desemboca en platos sanos, sabrosos, originales y, al mismo tiempo, de profundas raíces.

Los productos estrella son el aceite de oliva, el vino, el cordero, el flao (pastel redondo elaborado con huevos, queso fresco y hojas de hierbabuena), las hierbas ibicencas (licores) y la miel. Entre los platos típicos destacan el sofrit pagès, el arroz de matanzas, el guisat de peix, la sobrasada, el butifarró, la borrida de rajada, coca de pimientos o la tonyina a la ibicenca. En cuanto a la repostería, además del famoso ‘flaó’, vale la pena probar las orelletes y los buñuelos.

 

Flao, pastel típico de Ibiza

Flao, pastel típico de Ibiza

 

Calas recónditas, playas de ensueño, gastronomía de mar y montaña, tradición, fiesta, moda, historia… ¿Tienes ganas de Ibiza?

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment