Garachico, historia de mar y lava en el norte de Tenerife

En el noroeste de Tenerife, en la zona conocida como Isla Baja, emerge frente a la costa un roque que da la bienvenida a Garachico. Esta villa norteña fue el principal puerto de la Isla en los siglos XVI y XVII, hasta que en 1706  la erupción del volcán Trevejo acabó con su esplendor, sepultando con lava gran parte de la localidad.

Lo que en su momento fue una desgracia, actualmente es la principal característica de Garachico: la lava abrazada al mar, dando lugar a las piscinas naturales de El Caletón. Junto a ellas se levanta el Castillo de San Miguel, construido a mediados del siglo XVI para defender a la capital comercial de Tenerife de posibles ataques piráticos.

garachico-953939_1920

Vista panorámica de la villa y puerto de Garachico, con el roque frente a su costa. Fuente: Pixabay

Dando la espalda al mar, hay que dejarse llevar por las calles empedradas de su casco histórico, declarado conjunto histórico-artístico. El centro neurálgico es la Plaza de la Libertad, donde se ubican los edificios más significativos. Entre ellos, la iglesia de Santa Ana, la Casa de los Condes de La Gomera o el exconvento e iglesia de San Francisco.

Tampoco hay que perderse el parque de La Puerta de Tierra, que conserva el arco de la puerta que daba entrada al antiguo puerto de Garachico; y el moderno monumento Tensei Tenmoku (Puerta sin Tierra) del escultor japonés Kan Yasuda, ideal para disfrutar del atardecer.

GGarachico (2)

Piscinas naturales de El Caletón. Fuente: Información Turística de Tenerife

Enmarcado en el casco histórico y a pocos metros de las azules aguas del Atlántico, se encuentra el Hotel San Roque, una casa señorial del siglo XVIII cuidadosamente rehabilitada. Dentro de sus muros rojizos, el arte contemporáneo, el diseño de vanguardia y la historia se combinan en sus espacios pensados para el relax.

Hay momentos para zambullirse en su piscina climatizada excavada sobre lava volcánica, disfrutar del bien tiempo en el solárium, saborear una fusión de gastronomía canaria y mediterránea en su restaurante Anturium o descansar en la intimidad de sus habitaciones, con bañera Jacuzzi, cadena de música y otros muchos detalles para disfrutar de una estancia perfecta en Tenerife.

San Roque Rusticae

Piscina del Hotel San Roque (Garachico – Tenerife)

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment