Homenaje al melón

interna-buenaEl verano se presta a hablar de cosas ligeras, no enfrascarse en discusiones profundas, y relajarse en torno al líquido elemento, bien para sumergirnos en el, o bien para ingerirlo en sus diversas formas: agua pura, refrescos, cerveza, zumo, vino, granizado, o combinaciones de las mismas (léase tinto de verano o clara).
Esto me da pie a introducir al melón, a mi entender un recipiente natural de agua en forma elíptica, que hace las delicias de pequeños y mayores en la época estival. Con ese toque dulce que cada uno busca en mayor o menor intensidad. Ya sabemos que hay gente que el melón le gusta muy dulce, como a mi, a otros les gusta con un toque no demasiado dulce, y a otros les gusta lo que yo llamo “pepino”, es decir que no tiene dulzor y el sabor es muy neutro.
Lo de elegir un melón siempre ha sido para mi un misterio, hay gente que dice que hay que apretar en un extremo y si está blando está maduro, otros que dan cachetes para comprobar el sonido y textura. Al final cuando pido uno en la frutería el proceso suele ser el mismo, dan cachete al primer melón… este no; dan cachete al segundo… este tampoco; dan cachete al tercero… este sí está buenísimo. Siempre el tercero, es como un ritual al que asisto con convencimiento y simpatía.
Mis adjetivos para el melón son: refrescante, enigmático, compartido, y económico. Llevar el melón en un paseo por el campo es como llevar otra botella de agua en la mochila, da para alimentar a muchos y además tenemos la incertidumbre de cómo será. Por fuera son todos iguales, hasta que no lo abrimos no sabemos si el frutero sabía lo que hacía. El riesgo de fallar y el placer de acertar sobre algo liviano. Tampoco pasa nada si fallamos, sólo comentamos…”es pepino”, mientras seguimos “bebiéndolo” a mordiscos.
Sirva esto como homenaje al melón. Al igual que Neruda alabó a la cebolla en su “oda a la cebolla”, a la que llama “redonda rosa de agua” y “estrella de los pobres”; yo quisiera alabar al melón, sin pretensiones, de una forma ligera y desenfadada como se presta en verano.

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

2 Comments

  1. adjetivos gracias

  2. Oda al Melón!!. Las cosas simples de la naturaleza son las más bellas. Enhorabuena por la frescura del post.

Submit a Comment