Humo, no gracias

Humo no, graciasEl jueves en Fitur hablaba con un hotelero que venía de visitar a su longevo padre (cien años y medio) de una residencia. Rápidamente le pregunté sobre él, sobre su estado mental, sobre su personalidad, sobre su estado de salud, etc. Me contó algo que me dejó sorprendida y que me reconfirma que el fumar mata. En este caso no al fumador pero sí al que ha inhalado durante muchos años el humo del otro. El padre fumador de toda la vida. La madre, su difunta  mujer, había fallecido sin quererlo, pero sí por inhalar el humo del marido durante toda su vida.

Por eso cuando hoy se habla tanto sobre la libertad y la no libertad, la prohibición y no prohibición de fumar en locales y bares, me irrita la defensa, a mi modo de ver mezquina, de algunos patronos del turismo que, aduciendo razones de rentabilidad y pérdidas de clientes, se olvidan de la salud de los empleados que trabajan en estos locales infectos y en la más de la tercera parte de la población que tiene que tolerar respirar el aire impuro y viciado, cuando en la mayoría del mundo civilizado se ha aplicado una ley coherente y respetuosa desde el principio. Dicen las estadísticas que solo 1 de 4 fuma. Pues no sé por qué somos los no fumadores los marginados entonces de este asunto. Y sobre todo, creo que es lo más importante, ya que los no fumadores podemos abstenernos de entrar a locales para fumadores o escaparnos a un Starbucks de turno, pero lo que no tiene sentido es que cualquier trabajador de cualquier rubro esté protegido ante esto y los de la hostelería no. Esto es lo que para mí es injusto, insostenible y francamente intolerable.

Author: Isabel

Socia Fundadora de Rusticae

Share This Post On

3 Comments

  1. Totalmente de acuerdo. Espero que pronto, en este país, se establezcan las leyes pertinentes que protejan a los no fumadores.
    Un saludo.

  2. Gracias Jesús, me alegro mucho que hayas disfrutado con Pioneras.

  3. Hola Isabel, buenos días.
    Lo primero enhorabuena por vuestra trayectoria y por vuestro libro (pioneras) que me encantó.
    Con respecto al post, estoy completamente de acuerdo, aunque soy fumador. No podemos tener más derechos los fumadores que los no fumadores.
    Saludos

Submit a Comment