Las mejores piscinas para unas vacaciones en familia

Las vacaciones de verano son el momento que esperábamos para dejar las ocupaciones a un lado y reunirnos con la familia en una casa rural con encanto. Nos gustan las que tienen habitaciones amplias, salones y comedores acogedores, actividades para niños, zonas verdes… Pero sobre todo una gran piscina para divertirnos grandes y pequeños y refrescarnos ante las altas temperaturas estivales.

En Rusticae es posible pasar unos días en una casa rural sólo para nosotros y con una piscina de ensueño. ¿Queréis conocer algunas? Nos vamos a Lleida, Girona, Cantabria y Ávila para descubrir casas rurales con las mejores piscinas para unas vacaciones en familia.

1. Piscina de Casa Cirera d’Avall (Lleida)

En la comarca del Solsonés, concretamente en el municipio de Lladurs, nos espera Casa Cirera d’Avall. Una preciosa masía tradicional para pasar unos días entre naturaleza y con mucha tranquilidad. Encontramos la piscina en uno de los jardines, protegida por una valla para dar mayor seguridad a las parejas con niños. Cuenta con una lámina de agua desbordante, iluminación subacuática y espacio para mayores y pequeños. Hay que destacar que el sistema de tratamiento del agua es por electrólisis salina, mucho más higiénico y saludable que otros métodos tradicionales. Después del chapuzón, podemos descansar en las tumbonas o disfrutar de la área chill out al lado de la piscina.

Impresionante piscina de Casa Cirera d'Avall

Impresionante piscina de Casa Cirera d’Avall, Lladurs (Lleida)

Reserva tu estancia en Cirera D’Avall

2. Piscina de Masía L’Avellana (Lleida)

Seguimos en Lleida, pero ahora nos vamos al municipio de Pinell del Solsonès. Aquí descubrimos otra casa rural Rusticae: Masia L’Avellana, con capacidad para 14 personas. En el exterior de esta acogedora finca, rodeada de prados y bosques de encinas y pinos, la piscina es la protagonista. Una piscina que combina muy bien con la piedra del porche y de la fachada. Las escaleras de azulejos permiten un acceso más cómodo y disfrutar de un baño en tierras catalanas este verano.

Masía L'Avellana, Pines del Solsonés (Lleida)

Masía L’Avellana, Pines del Solsonés (Lleida)

Te esperan en Masía L’Avellana

3. Piscina de Can Clotas (Girona)

A pocos minutos del pueblo de Cistella, podemos hacer turismo rural en familia en uno de los apartamentos o en toda la casa de Can Clotas. En medio de la gran biodiversidad del Alt Empordà, la monumental piscina de esta casa rural Rusticae es uno de sus tesoros. Sus grandes dimensiones permiten el baño a un gran número de personas a la vez. Cuenta con una parte para los más pequeños, donde poder refrescarse y jugar con total seguridad. Aquí, la vista se pierde en las más de 60 hectáreas de cultivos y bosques, que se prolongan por los montes del Empordà. Aunque muy cerca tenemos también las playas y pueblos de la Costa Brava.

Can Clotats (Girona)

Can Clotats (Girona)

Date un chapuzón con los tuyos en Can Clotas

4. Piscina del Hotel Palacio Torre de Ruesga (Cantabria)

En el Valle de Ruesga se erige con gran elegancia el Hotel Palacio Torre de Ruesga. Se trata de un palacio del siglo XVII diseñado por el arquitecto Diego Sisniega. En el jardín, bordeado por el río Asón y rodeado de frondosos bosques de castaños, nogales y chopos, nos saluda una esbelta piscina. Será nuestro mejor aliado en los días más calurosos del verano. ¿Nos damos un chapuzón?

Palacio Torre de Ruesga (Cantabria)

Palacio Torre de Ruesga (Cantabria)

Descansa en el elegante Hotel Palacio Torre de Ruesga

5. Piscina de El Tejarejo (Ávila)

La última parada de nuestra ruta es el hotel rural El Tejarejo. Está situado en la localidad de La Iglesuela, en Ávila, a poco más de una hora de Madrid. Se trata de una finca de seis hectáreas en pleno valle del Tiétar, al pie de Sierra de Gredos. Para llegar a la piscina, damos un delicioso paseo entre pinos, alcornoques y encinas. La tranquilidad impera en todos sus espacios. Nos espera una piscina grande con escaleras de azulejos con forma curva que nos empuja a zambullirnos. Cuando nos cansemos de nadar, podemos relajarnos en una de las tumbonas al sol, o a la sombra del toldo o de las sombrillas.        

Hotel El Tejarejo, La Iglesuela (Ávila)

Hotel El Tejarejo, La Iglesuela (Ávila)

Prepara tu escapada veraniega en El Tejarejo

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment