Naturaleza imposible

Me encanta descubrir nuevos imposibles… Estas instantáneas me las regaló una playa desierta de Pukhet. Los dos arbolitos que habitan, milagrosamente, entre la orilla y el islote sobreviven impasibles a unas mareas diarias espectaculares. Cuando la marea está alta, solo asoman las copas. Cuando el mar se retira, aparecen sus troncos, bien anclados en la arena blanda… ¿Os imagináis lo que tiene que ser una vida así para un árbol? ¿Cómo es posible que hayan podido prosperar? Paseando en silencio y envuelta en la humedad propia del monzón me quedé absorta pensando en la lección de fortaleza y resiliencia que encierran estos dos árboles…

Imagenblog2

Carlota Mateos

Author: Carlota Mateos

Share This Post On

Submit a Comment