Pasión taurina en el Palacio Conde de la Corte

Tierra de sol… y de luna. Tierra de pasado y de presente. Tierra de historia y cultura… Sí. Estamos hablando de Zafra, la localidad extremeña que rebosa historia de conquistas y reconquistas, cuyas calles respiran el rumor de los artesanos y comerciantes que la poblaron. Un enclave puente que mantiene unidos Badajoz, Mérida, Sevilla, Huelva y Córdoba.

Y es que Zafra tiene algo mágico. Magia, que se contagia a cada rincón de La Casa Palacio del Conde de la Corte. Este palacio de 1840 fue la antigua residencia de Don Agustín Mendoza y Montero, Conde de la Corte ganadero de reses bravas y amante del mundo taurino. Un amor y pasión taurina que ha quedado reflejado en cada pequeño rincón.

Manteniendo un estilo clásico y palaciego, inspirado en la época victoriana se crean espacios únicos caracterizados por techos altos y tapicerías de estilo inglés. Sus habitaciones llevan los nombres de las mejores ganaderías, conservando este espíritu ganadero. El patio interior y el jardín con piscina son solo la guinda del pastel en un espacio perfecto para el sosiego, el reencuentro y el descanso en pleno corazón de conocida como Sevilla «la Chica».

¿Qué hacer?

Son muchas las posibilidades que nos ofrece esta pequeña localidad pacense, el Palacio de los Duques de Feria un alcázar-palacio construido en el siglo XV y su magnífico patio central de mármol se presentan como una visita obligadísima. Así como la Plaza de «los Escudos», la Ermita de Belén, Pilares de Zafra, Arquillo del Pan y Retablo de la Esperancita, Museo del Convento de Santa Clara… la lista es interminable. Y es que en Zafra lo tienen todo para hacer de tu visita, una experiencia inolvidable. Y para los amantes de los pájaros… disfrutarán con la observación ornitológica de especies autóctonas.

Consulta la ficha del hotel

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

Submit a Comment