The Goodlife Blog

Primero Primera: un hogar familiar en la Barcelona más tranquila

Hoy, todo viajero quiere pasar al menos una noche en Barcelona. Pero antes de los Juegos Olímpicos del 92, mucho antes de que Barcelona estuviera en el Top 10 de destinos europeos, la familia Pérez-Sala tuvo la visión de abrir un pequeño hotel en su casa del barrio de las Tres Torres, en el distrito residencial de Sarrià. Fue en 1955. Ellos vivían -y aún vive allí la matriarca- en el primer piso del edificio, de ahí viene el nombre del alojamiento: Primero Primera. Pero encima de la vivienda familiar dispusieron apartamentos para los viajeros que buscaran un refugio confortable en la capital catalana. En los sesenta años que han pasado desde aquellos comienzos, los Pérez-Sala han construido un alojamiento excepcional, transformando los antiguos apartamentos en habitaciones de hotel con todas las comodidades y abriendo zonas comunes en algunos de los espacios reservados originalmente a la familia, como la sala, el gimnasio o el bar.

Acceso al Hotel Primero Primera. Fotografía. Òscar Marín

Todas las habitaciones son acogedoras y luminosas, e incluso algunas disponen de balcón privado sobre los jardines de la residencia. Pero las del ático, donde dormimos, nos parecieron especialmente cálidas, con su techo abuhardillado y sus pequeñas ventanas abiertas al cielo. El espacio es diáfano, no hay separación entre la habitación y el baño. Encima de la bañera, una ventana abierta en el techo nos permite ver pasar las nubes o contemplar la torre de Collserola si lo hacemos desde la ducha. Junto a la cama, equipada con dos colchones de primera calidad, un sofá nos llama a descansar mientras tomamos una de las infusiones con las que nos han obsequiado. También podemos hacerlo en la terraza exclusiva que comparten las cuatro habitaciones del ático. Además, si el tiempo acompaña, podemos remojarnos en la piscina exterior o leer una revista rodeados de un pequeño fragmento de naturaleza en el jardín del hotel.

Habitación Ático 3 del Hotel Primero Primera. Fotografía: Òscar Marín

Piscina del Hotel Primero Primera. Fotografía: Òscar Marín

La saga Pérez-Sala lleva unida a la Fórmula 1 desde hace décadas, por eso vemos fotografías antiguas y objetos históricos relacionados con el mundo del motor en algunos espacios comunes, como el bar donde se sirve, todas las mañanas, el completo desayuno self-service. Hay de todo (embutidos, quesos, cereales, fruta variada, zumos naturales…) y si aquello que nos apetece no lo vemos en la mesa, solo hace falta pedirlo.

Apetece tomarse un refresco o una infusión en la sala del hotel. Fotografía: Òscar Marín

Afuera descubrimos una Barcelona sin apenas turistas, que raramente se adentran en estas calles de la zona alta. Si paseamos por el distrito de Sarrià veremos pocos visitantes extranjeros. Observaremos, eso sí, personas vestidas de manera elegante, una discreta oferta de restaurantes ocultos tras fachadas con encanto y una interesante variedad de boutiques y cafés de impecable presentación. Vale la pena acceder a esta Barcelona más tranquila de la mano de un alojamiento que, gracias a la experiencia de tantos años, se ha convertido en uno de los mejor valorados de la capital catalana.

Frente a la recepción se encuentra el bar del hotel. Fotografía: Òscar Marín

Rincones relajantes en los jardines del hotel. Fotografía: Òscar Marín

Vive tu experiencia en el Hotel Primero Primera

Òscar Marín

blogs.descobrir.cat/elplaerdeviatjar

Òscar Marín

Author: Òscar Marín

Periodista especializado en viajes, he trabajado en revistas como 'Altaïr', 'Nat' y 'Lonely Planet Magazine'. Escribo el blog de viajes ‘El plaer de viatjar’ (http://blogs.descobrir.cat/elplaerdeviatjar) y soy redactor de la revista ‘Descobrir’. También he participado en el blog de la Agencia Catalana de Turismo y he colaborado en programas de radio, diarios y revistas recomendando mis propuestas viajeras. Soy autor de dos guías turísticas sobre Catalunya. El lugar favorito para perderme es París, la ciudad donde suelo refugiarme. También cerca del mar, en la costa catalana.

Share This Post On

Submit a Comment