“Recuperar el esplendor original sin renunciar a la contemporaneidad”

Villa Clementina ha protagonizado esta semana la sección ProyectArte del magazine vespertino de Navarra TV. En una entrevista en este programa, Fernando Oíza, copropietario y arquitecto responsable de la reforma de la originaria Villa Lónguida – así se llamaba-, ha desentrañado algunos de los detalles de cómo se hizo la restauración de este edificio de 1888 para convertirlo en hotel boutique.

La construcción, obra de arquitecto desconocido, es una “casa de indiano” , como se  llamó a las residencias erigidas por quienes regresaban de las Américas con fortuna. De base modernista, Villa Clementina está impregnada del eclecticismo propio de finales del XIX.

“Recuperar el esplendor original sin renunciar a la contemporaneidad”  fue el principal objetivo de Oíza al restaurar el edificio. “La casa tenía cosas de mucho valor. Se ha intentado que el trabajo pasara casi desapercibido”, explica el arquitecto. “Queríamos preservar la atmósfera decimonónica y cuando los restauradores terminaron su trabajo nos sorprendimos del resultado”, añade.

Si vas a pasar unos días de descanso por allí, esperamos que te dejes llevar por el espíritu romanticista de este hotel boutique en Murillo de Lónguida (Navarra) y que te sorprenda tanto como a sus restauradores.

Fachada del hotel Villa Clementina, típica casa de indiano de 1888.

Fachada del hotel Villa Clementina, típica casa de indiano de 1888.

 

 

 

 

Susana Navalón

Author: Susana Navalón

Share This Post On

Submit a Comment