Restaurante KBK AravaKa: Un japonés primera fila

Fachada del restaurante japonés KBK Aravaca

Fachada del restaurante japonés KBK Aravaca (FOTO: KBK Aravaca)

¡En Madrid estamos de enhorabuena! Si hay un restaurante que no me canso de repetir es el Kabuki de la calle Presidente Carmona. Mario Payán lleva al frente 14 años y en este tiempo, no sólo ha consolidado una clientela absolutamente entregada, sino que ha ampliado la propuesta gastronómica que heredó de Ricardo Sanz y ha ido formando a una excelente cantera de sushimen.

Ahora Mario también ha encontrado hueco para lanzar su propio restaurante a la vez que compagina todo lo anterior. Su nueva propuesta es KBK AravaKa (Aravaca, Madrid). Mario ha elegido un local que ya desde la calle llama la atención. Modernísimo y muy elegante, la iluminación de KBK invita a asomarse al paseante. Una vez dentro la tónica continua… Mario ha contado con María Alía para el interiorismo y, cuando hay buenos profesionales detrás, los resultados no dejan de sorprender. Una atmósfera sofisticada, sobria y elegante, con predominio de la piedra negra y un sinfín de sedas blancas ondeantes en el techo.

Interior de KBK Aravaca (Madrid)

Interior de KBK Aravaca (Madrid) (FOTO: KBK Aravaca)

El servicio, impecable desde que atravesamos el umbral y al fondo: la barra, donde el sushiman Pablo Álvaro despliega, con absoluta concentración, todas sus habilidades. La carta, digna heredera del Kabuki, es amplia y muy atractiva y además incorpora nuevas recetas de excelente nivel. Como es de esperar, el sashimi, los makis y los temakis son de excelente calidad, unos más ortodoxos, otros hijos de la fusión mediterránea que tantos adeptos ha ganado en la capital. En cuanto a los nigiris KBK tiene una carta de 40 nigiris distintos todos los días, así que ante tamaña diversidad, yo aconsejo ponerse en manos del experto sushiman Pablo Álvaro… En el apartado de las sopas el Osui mono (con caldo corto de pescado) resulta ligera y delicada en contrapunto con la sopa Tempura Udon, con los clásicos tallarines, las verduras y un caldo de potente sabor. Tempuras ligeras, tartares muy interesantes como el Maguro Picante o el Usuzukuri de Toro o el de Adobo, robata de verdura, pescado y carne, entre las que destacamos el de trigueros y tocineta ibérica o el de pulpo con mojo de cilantro.

Variado de sashimi.

Variado de sashimi (FOTO: KBK Aravaca)

KBK acaba de abrir sus puertas pero todo indica que va a convertirse en el nuevo gran éxito de Madrid. Sólo una semana después de abrir ya colgaba el cartel de “completo” para las noches del viernes y el sábado. Y es que cuando las cosas se hacen con pasión, se trabaja a muerte y se es serio y riguroso ya tienes tres cuartos del camino andado… No me cabe duda de que el otro cuarto lo pondremos los clientes: los asiduos y los que están por llegar. Todos los que apreciamos las cosas bien hechas, la gastronomía japonesa y la sabia fusión que a partir de ella siempre recrea Mario Payán. ¡Bienvenido KBK!

Carlota Mateos

Author: Carlota Mateos

Share This Post On

2 Comments

  1. Toy de acuerdo contigo Carlota, se come espectacular en el KBK… Para mi sentarte en la barra y que Pablo te sorprenda con Nigiris diferentes no tiene precio… Una experiencia recomendada para cualquiera que le guste la cocina japo de calidad.
    Gambate Kudasai

  2. La decoración es fantástica, pero creo que la decoradora se llama Carmen Alía, no María Alía. Es una profesional que vive en Londres y ha hecho varias cosas en España

Submit a Comment