Rodando por la Alpujarra Granadina

Los expertos del mundo del motor Luis López y Juan Sanz (Motociclismo) vuelven a la carga para presentarnos esta vez una ruta por la cara sur de Sierra Nevada. Un paraíso de curvas que parte cerca del mar y se adentra en la zona de montaña, donde es imposible resistirse a su gastronomía, sus pueblos blancos y sus picos más representativos. ¡A rodar por la Alpujarra Granadina!

El punto de partida y llegada es Motril, a orillas del mar Mediterráneo. Un lugar ideal para disfrutar de fantásticas puestas de sol en sus playas. Para descansar y recuperar fuerzas, el alojamiento recomendado es la Casa de los Bates, una casa palaciega del siglo XIX situada en una colina con vistas al mar y a la montaña. La aventura comienza nada más salir del hotel con encanto, a lomos de una Versys 1000 de Kawasaki.

8-2015ruta-alpujarra

Hotel Casa de los Bates. Fotografía de Juan Sanz

En los primeros kilómetros de la ruta se pasa por Salobreña, el embalse de Béznar y Lanjarón, famoso por el agua mineral procedente de las cumbres más altas de Sierra Nevada que el motero no puede dejar de probar. El camino continúa con las vistas de los montes alpujarreños y las nieves de la sierra. Después viene Órgiva y su majestuosa iglesia de la Expectación, y los pueblos blancos como Pampaneira, Bubión y Capileira, punto de partida para los que quieren llegar al Veleta o al Mulhacén.

Antes de rehacer el camino de vuelta a la costa, merece la pena abordar el pueblo más alto de la zona, Trévelez, y probar su famoso jamón. Una joya gastronómica que el clima y los secaderos de la zona tienen las claves de su éxito. El regreso sigue regalando curvas a los moteros y una última visita a la localidad de Torvizcón, donde se puede degustar su sabroso pan de higo.

4-2015ruta-alpujarra

Pueblos blancos de la Alpujarra Granadina. Fotografía de Juan Sanz

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment