Rusticae de puerto en puerto: Asturias

En esta segunda etapa casona_de_la_paca_fachada21en nuestro recorrido por las costas de la Península, continuamos nuestro caminar por la costa asturiana. En Asturias, parte de la denominada Costa Verde española, al igual que País Vasco, Cantabria y Galicia, podremos disfrutar de las maravillas de su paisaje, donde se conjugan a la perfección mar y montaña, llegando incluso a fundirse y confundirse los verdes de las praderas, con los azules del Cantábrico.

De este a oeste, el primero de nuestros hoteles con encanto que nos encontramos en la costa asturiana es el la Casona de la Paca, ya en la costa occidental de Asturias, dejando atrás el Cabo Peñas. Situado a un kilómetro del puerto de Cudillero y a poco más de dos de la playa más cercana, el hotel es una casona indiana de 1877 rodeada por un bonito jardín con la vegetación típica indiana: camelias, araucarias, magnolios, o robles centenarios. La decoración de la casa conjuga tapicerías de colores cálidos y estampados de corte más actual, consiguiendo recrear una atmósfera muy hogareña en todas sus estancias.

Sin salirnos del mismo concejo de Cudillero, llegamos a Artehotel, situado en la rasa costera de Ballota, último pueblo del concejo y situado en el Paisaje Protegido de la Costa Occidental, declarado área de especial protección. El hotel apuesta por conjugar el descanso de un hotel rural en Asturias con el disfrute del arte, combinando una estética moderna y minimalista inspirada en los elementos de sujeción tradicionales para el cultivo de alubias, tomates o patatas, a base de elementos verticales y horizontales de madera. Pero lo maravilloso de este hotel es que todas las habitaciones tienen vistas a los bosques, al mar o a los campos de maíz que lo rodean.

Para terminar nuestro recorrido por los hoTorre de Villademorosteles costeros de Rusticae en Asturias, hacemos nuestra última parada en Villademoros, en el concejo de Valdés. Allí nos encontramos con el Hotel Torre de Villademoros, una casa rural solariega asturiana del siglo XVIII en un impresionante paraje con praderío, acantilados, hórreo y torre medieval incluida. El hotel luce una decoración moderna, con colores atrevidos en sus paredes, los desayunos son caseros y la atención al cliente exquisita. Uno de los rincones más apetecibles de este hotel es su amplio y luminoso salón, con varias zonas de estar y una chimenea. Sin olvidarnos del comedor de desayunos, presidido por un gran ventanal desde el cual se disfruta de unas vistas fabulosas a la torre, el prado anexos y por supuesto, al mar. La torre es desde 2009 una suite excepcional en tres plantas, con 2 estancias para 4 personas y terraza-solarium con fantásticas vistas al mar desde su altura. Por todo eso, conviene no perderse un atardecer desde el porche de la casa mirando al mar Cantábrico, protagonista de nuestro recorrido por la costa asturiana.

Para la siguiente parada de nuestra ruta por las costas peninsulares, nos trasladaremos hasta Galicia, testigo de la reunión de mar y océano, Cantábrico y Atlántico se fusionan hasta convertirse en uno.

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. Rusticae de puerto en puerto: Baleares - Mundo Rusticae - […] puerto en puerto. Desde que comenzásemos nuestro recorrido en País Vasco y Cantabria, pasando por Asturias, el Atlántico, Andalucía,…

Submit a Comment