Se paró su pequeño reloj

MorenteLlevaba yo estos dos últimos meses escuchando incesantemente el disco Omega de Morente y Lagartija Nick. Y digo incesantemente, ya que el corte 5, “La aurora de Nueva York”, a veces lo escuchaba hasta 3 veces seguidas… ¡una deliciosa descarga emocional! Admito aquí ciertas obsesiones. Pena grande hoy por la desaparición de un cantaor genial que nos ha emocionado a muchos por su cante profundo y por su libertad creativa, a veces prohibida por los flamencos más puristas. Ayer decían que su obra póstuma será la película del director Emilio Ruiz Barrachina, “Morente, el barbero de Picasso” que se estrenará en el próximo festival de Málaga. Será por tanto el último testimonio del cantaor.

Author: Isabel

Socia Fundadora de Rusticae

Share This Post On

2 Comments

  1. — pero qué bien escrito y cuanto sentimiento!!

  2. Inolvidable.
    Desgraciadamente desaparece la mejor voz actual del flamenco,
    y ya van tantos que a uno se le desgarran las tripas, por decir algo.
    Una pena.
    Narcis

Submit a Comment