Sensacional doblete

post1Estos días me he entregado con fervor a los Veranos de la Villa. Y es que dos pesos pesados de la música nos visitaban de manera casi excepcional. Ahora que está en boga lo nuevo, lo cool, lo in y el on line yo desde aquí reivindico lo auténtico, lo que nos acompaña a lo largo de toda una vida, lo sustancial. A los de siempre y ¡¡en directo!!
El marco no era desdeñable. A los forofos de los conciertos estivales en el Conde Duque nos han llevado a regañadientes a la Casa de Campo, pero es verdad  que una vez allí uno se siente privilegiado de poder disfrutar de la música en vivo rodeado de pinares y con el sol rojizo del atardecer iluminando el Palacio Real y demás monumentos emblemáticos del foro.
A las nueve y media comienzan puntuales los primeros acordes. El martes los de James Taylor. Y el miércoles los de Burt Bacharat. A una le acongoja la inmensidad de la trayectoria artística de estos dos “monstruos” y piensa que en el fondo es demasiada emoción para ser digerida en tan solo 24 horas.
James Taylor socarrón, sensible, pícaro e irónico desgranó todas esas melodías que han tocado en lo más profundo a amados y abandonados. Además nos obsequió con algunas piezas de jazz y blues que no esperábamos y la banda estuvo fabulosa a lo largo y ancho de todo el repertorio. ¡Toda una lección de buen gusto y “equipo engrasado”!
post21Mr. Bacharach no fue menos. Con paso frágil (no en vano acumula 81 primaveras) y voz más frágil aún tuvo que condensar mucho las dos horas y cuarto del concierto porque la cantidad de éxitos que acumula este compositor bien podrían poner banda sonora a un día entero en la vida de cualquier mortal. Se ve que se sentía arropado y al final se arrancó con Alfie y nos puso los pelos de punta con su piano y esa vocecita que se paseaba por la canción con la sutileza y el encanto dignos de los mejores conocedores del oficio. Para el que no haya profundizado con Bacharach o le tenga simplemente como el eterno compositor de música ligera americana le recomiendo vivamente que se compre Painted From Memory que es un discazo imperdible.
…Y mientras, transitaremos por este agosto abotargado con la esperanza de que el otoño vuelva a inundar de música esta bendita ciudad.

Carlota Mateos

Author: Carlota Mateos

Share This Post On

Submit a Comment