Si es verde, es vino

Traducimos “vinho verde” literalmente del portugués y nos equivocamos, haríamos mejor en llamarlo “vino joven”, ya que puede ser tinto, blanco o rosado.

Hotel Rinoterra Minho (Caminha – Portugal)

Reserva en Rinoterra Minho

Al tratarse de uva poco madura, mucha acidez, produce un vino ligero, fresco, de baja graduación alcohólica, ideal para este verano sofocante que enfrentamos. Habitualmente, se consume poco después de ser embotellado, ya está disponible la primavera siguiente a su elaboración.

Casas de Pousadouro (Porto – Portugal)

Disfruta del vino en Casas do Pousadouro

Como en tantas cosas, los primeros, los romanos, el cordobés Séneca el Joven hace referencia a los viñedos lusitanos situados entre los ríos Duero y Miño, cantando las excelencias de sus vinos en el siglo I de nuestra era.

Paço de Vitorino (Ponte de Lima – Portugal)

Te esperan en Paço de Vitorino

El frescor se acentúa por ese punto de burbuja que producía el inicio de segunda fermentación maloláctica en botella, no es un vino espumoso tipo cava, tan sólo una insinuación que los franceses definen como “pétillance”. Lamento estropear el relato, pero actualmente la mayoría de los productores han abandonado el sistema tradicional, añaden gas carbónico de manera artificial.

Solar Egas Moniz-Charming House (Penafiel – Portugal)

Conoce los vinos verdes portugueses en Solar Egas Moniz

La denominación de origen, 21.000 hectáreas, está formada por un gran número de humildes pequeños productores, que solían trabajar sus viñedos en altura (sobre árboles, vallas, incluso postes de teléfono) para cultivar hortalizas bajo los mismos, como cosechas de subsistencia familiar.

Hotel Quinta da Bouça d’Arques (Viana do Castelo – Portugal)

Haz las maletas para ir a Quinta da Bouça D’Arques

Existen muchas variedades de uva en la región, pero las principales son Loureiro, Trajadura y Alvarinho para los blancos y Vinhão, Borracal y Amaral para los tintos.

Casa de Docim (Braga – Portugal)

Una escapada a Casa de Docim

La mejor manera de probar el vino verde es, claro, visitar sus preciosas Quintas, viajando a la zona comprendida entre la orilla portuguesa del Minho, bajar hasta Viana do Castelo y Ponte de Lima, siguiendo por Braga y Guimarães, cuyo centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Mientras tanto, encontraréis cerca de casa buenas muestras de la que es su bodega más emblemática a nivel comercial: Casal Garcia.

Séneca fue consejero de Calígula y preceptor de Nerón, sigamos sus recomendaciones.

Hotel Quinta do Rapozinho (Braga – Portugal)

Reserva ya en Quinta do Rapozinho

Jordi Tomás

Author: Jordi Tomás

Nacido en Barcelona hace ya demasiados años, cada vez más, me gradué de malparido en una escuela de negocios. Como ejecutivo, empresario o consultor, he escrito mucha ficción, sin embargo siempre dirigida a personas concretas. Salvo algún artículo pretencioso en el diario Clarín de Buenos Aires, mi libro "La Psicòloga del Born" fue la primera vez que me desnudé en público. He tenido la suerte o la desgracia de llegar a casa en ocho países, soy analfabeto en varios idiomas, pero veo con resignación que el leer no me ha hecho perder el gusto por escribir. Sólo he hecho dos cosas bien en la vida, la pequeña se llama Mireia y el mayor, Jordi

Share This Post On

1 Comment

  1. Buen artículo. Dan ganas de conocer el norte de Portugal y de gozar de sus vinos y gastronomía. Felicidades!

Submit a Comment