El tiempo se detiene en Mirambel

Tras abandonar Morella, sumergidos todavía en el ensueño medieval de esta población valenciana, nos parecía poco probable encontrar un tesoro mejor guardado en nuestro camino. Estábamos equivocados. Al pie del cerro de San Cristóbal, en un entorno de prados y pastizales por los que discurre el río Cantavieja, se levanta desde hace nueve siglos el pueblo de Mirambel (Teruel). Su aspecto exterior es sobrio y compacto, pero tras unas recias murallas, el viajero descubre una villa medieval sorprendente. ¿Quién nos iba a decir que en estos vastos horizontes de campos y montañas encontraríamos un pueblo y un hotel tan llenos de encanto?

Vista de la iglesia y el pueblo de Mirambel - Ò. Marín

Vista de la iglesia y el pueblo de Mirambel – Ò. Marín

A pocos pasos del portal de las Monjas, en una larga calle empedrada, nos esperaba Las Moradas del Temple. Este es el refugio de Adelaida y Sergio, dos navarros en busca de un proyecto vital que decidieron comprar y rehabilitar con sumo cuidado una casa del siglo XVI en el centro de Mirambel. Quisieron crear y compartir un alojamiento donde los viajeros pudieran olvidar las tensiones del día a día y sumergirse en la historia. Entramos en su hotel con sigilo, como quien entra en un santuario. Suelos y muros de piedra, viejas vigas de madera, antiguos tapices, puertas majestuosas… Parecía que nada se hubiera movido desde muchas décadas atrás, tan cuidadosa ha sido la rehabilitación del edificio.

Jardín de los 9 Caballeros - Ò. Marín

Jardín de los 9 Caballeros – Ò. Marín

Nuestros anfitriones nos acompañaron hasta la suite Doncella de Orleans, una de las cinco habitaciones del hotel, todas igual de  acogedoras. Pero tal vez ésta tenga un aire romántico que la hace especial, con su cama con dosel, su bañera de hidromasaje y su salida directa al patio de los Nueve Caballeros. Aquí todo hace referencia al pasado templario de la zona: los nombres de las habitaciones, los tapices y cuadros, los libros repartidos por toda la casa… Es así como han conseguido ofrecer a sus huéspedes una experiencia distinta a la de otros hoteles, conservando piezas antiguas que dan personalidad a su casa, sugiriendo en cada rincón un viaje al pasado de Mirambel.

Suite Doncella de Orleans - Ò. Marín

Suite Doncella de Orleans – Ò. Marín

Tras un merecido descanso, llegó la hora de la cena. Sergio nos cocinó un delicioso menú formado por unas croquetas caseras de jamón, una sabrosa ensalada “templaria” con almendras, pasas y frutas deshidratadas, y unas tiernas carrilleras con reducción de Pedro Ximénez. De postre, probamos el brownie con helado de vainilla y el sorbete de casis al cava. La bebida y el café están incluidos en la cena degustación, que destaca por su excelente relación calidad-precio.

Puertas antiguas en Las Moradas del Temple - Ò. Marín

Puertas antiguas en Las Moradas del Temple – Ò. Marín

Al día siguiente, caminamos con calma por las callejuelas de Mirambel. Observamos detenidamente la decoración del portal de las Monjas y los detalles de la fachada del convento de las monjas agustinas, fundado por Felipe II y ocupado hasta hace poco por éstas. El ayuntamiento del siglo XVI, un edificio sólido construido con  sillares, consta de tres plantas y lonja, tan típica en esta zona. Enfrente se levanta la iglesia barroca de Santa Margarita, del siglo XVII, que sufrió varios incendios durante la primera guerra carlista y que conserva en su sacristía parte de un retablo hispano-flamenco que data del siglo XV. Su esbelta torre, de planta cuadrada rematada por volutas, domina el pueblo. Durante el paseo descubrimos numerosas casas solariegas de grandes proporciones, con detalles de tradición medieval, como la de los Aliaga, del siglo XVI, al final de la calle Remolinos. Pero ninguna tan acogedora como la casa de Adelaida y Sergio, un hogar tranquilo pero lleno de vida donde vienen y van huéspedes de todos los rincones del mundo para encontrar paz y buena gastronomía.

Portal de las Monjas, en Mirambel - Ò. Marín

Portal de las Monjas, en Mirambel – Ò. Marín

¡Reserva ya en Las Moradas del Temple!

Òscar Marín

Author: Òscar Marín

Periodista especializado en viajes, he trabajado en revistas como 'Altaïr', 'Nat' y 'Lonely Planet Magazine'. Escribo el blog de viajes ‘El plaer de viatjar’ (http://blogs.descobrir.cat/elplaerdeviatjar) y soy redactor de la revista ‘Descobrir’. También he participado en el blog de la Agencia Catalana de Turismo y he colaborado en programas de radio, diarios y revistas recomendando mis propuestas viajeras. Soy autor de dos guías turísticas sobre Catalunya. El lugar favorito para perderme es París, la ciudad donde suelo refugiarme. También cerca del mar, en la costa catalana.

Share This Post On

Submit a Comment