Triángulo Daliniano, el universo de Salvador Dalí

A diferencia de otros artistas, Salvador Dalí sí que fue profeta en su tierra. Aquí nació, vivió, creó, amó y murió, con la excepción de sus estancias en Madrid y en el extranjero. Y lo hizo por la atracción y la pasión que sentía por su tierra, la comarca del Ampurdán, en la provincia de Girona, caracterizada por las localidades medievales del interior, la presencia del viento de la tramontana y las playas y pueblos marineros de la Costa Brava

El genial pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor trazó sin querer un triángulo imaginario entre las localidades más representativas de su biografía: Figueres, Portlligat y Púbol. De esta forma, hoy podemos recorrer el Triángulo Daliniano para conocer el universo más íntimo del artista surrealista en los mismos lugares que fueron testigos de su vida e inspiración, así como el amor con mayúsculas que sintió por su esposa, Gala, su principal musa.

dali

El Triángulo Daliniano comienza en Figueres, capital del Alto Ampurdán y lugar de nacimiento de Dalí. Cuenta con un importante patrimonio monumental y cultural, donde sobresalen su antigua muralla, la Iglesia de San Pedro, el Museo del Juguete de Cataluña y los numerosos ejemplos de arquitectura modernista y neoclásica que salpican el casco urbano. Aunque todas las miradas se centran en el Teatro-Museo Dalí, un teatro del siglo XIX que el artista convirtió en una obra de arte en su conjunto. En el exterior destaca la cúpula y la Torre Galatea, donde reposa su cuerpo, y en el interior se reúne gran parte de su obra, como Autorretrato con L’Humanité, El espectro del sex-appeal, Galatea de las esferas o la sala Mae West con el icónico Sofá Labios Rojos.

dali-museum-898317_1920

Teatro-Museo Dalí. Fotografía: Pixabay

La ruta se dirige ahora a la costa, concretamente a Portlligat, un pequeño núcleo de pescadores en el norte de Cadaqués. En este rincón aislado y envuelto por la naturaleza salvaje del Cabo de Creus y las aguas del Mediterráneo, el excéntrico pintor figuerense estableció su casa-taller, diseñada por él mismo y convertida en la actualidad en la Casa-Museo Salvador Dalí. Esta laberíntica vivienda y su entorno natural fueron los escenarios de la creación del artista, atraído por el recogimiento, el paisaje y la luz del lugar, que le inspiraron cuadros como Muchacha en la ventana, Port Alguer o El destete del mueble alimento.

9

Casa-Museo Salvador Dalí. Fotografía: Visita Cadaqués

El triángulo se cierra en Púbol, una pequeña localidad del Bajo Ampurdán, situada en el municipio de la Pera, donde Dalí compró en 1969 un castillo medieval del siglo XI, que reformó y decoró pensando en una sola persona, su amada Gala, para cumplir la promesa de hacerla reina de un castillo. El artista empleó toda su creatividad, respetando la decadencia de la construcción, dando lugar a espacios de gran interés y ambiente romántico. En el Castillo Gala Dalí de Púbol destacan el salón de los escudos, la habitación de Gala, el Cadillac del matrimonio, el salón del piano o la cripta donde fue enterrada la musa.

DSC_1389

Castillo Gala Dalí de Púbol. Fotografía: www.salvador-dali.org

Te proponemos descubrir el Triángulo Daliniano mientras te alojas en alguno de los hoteles con encanto de Girona. Una provincia que, además, de albergar el legado artístico y vital de uno de sus personajes más célebres, es un destino idóneo para disfrutar de las playas de la Costa Brava, la belleza de sus parques naturales, la monumentalidad de sus cascos históricos y la sabrosa gastronomía de mar y montaña.

42862988

Encís d’Empordà (Casavells – Girona)

Prepara tu escapada en Girona

Virginia Martínez

Author: Virginia Martínez

Soy periodista especializada en viajes. He publicado en la revista RGB, CMagazine y NT Binter. Actualmente escribo en Viaje con Escalas. Considero que el viaje puede estar en el otro extremo del mundo o a la vuelta de la esquina.

Share This Post On

Submit a Comment