Un hotel único entre mil masías

El Solsonès es la comarca de las mil masías, un territorio de carácter rural donde los cultivos conviven con grandes extensiones forestales. Entre estos campos y bosques del Prepirineo catalán que van cambiando poco a poco de color, cediendo al peso del otoño, encontramos, además de deliciosas setas y fuentes refrescantes, antiguas casas de payés, grandes, monumentales, como La Vella Farga. Es un placer llegar hasta aquí después de un largo camino y descubrir un pequeño hotel rural que parece sacado de un sueño. Su aspecto robusto a la vez que elegante, sus vistas a los cuatro vientos y su decoración exquisita nos invitan a cobijarnos entre sus muros y a disfrutar de un fin de semana más que placentero. Se trata de un hotel nuevo, pero el edificio en el que se encuentra tiene mucha historia. Entre otras cosas, esta casa fue una “vieja fragua”, de ahí su nombre. 

Rusticae Vella_Farga. Foto de Ò.Marín

Hotel Rusticae Vella_Farga en Lleida. Foto de Ò.Marín

Piscina y jardines de La Vella Farga - Ò. Marín

Piscina y jardines de La Vella Farga – Ò. Marín

Este es un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza, un buen punto de partida para los senderistas que disfruten descubriendo caminos. También es una parada ideal para los amantes de la buena gastronomía. El chef Edgar Suárez Vergés propone dos menús degustación con excelentes platos de temporada. A la luz de las velas, podemos saborear su sandwich de rabo de buey con angulas y el cochinillo crujiente a baja temperatura con manzana infusionada con fruta de la pasión y aceituna de Kalamata. Alterna sus creaciones con platos tradicionales como el arroz seco de montaña con costilla de cerdo ibérico y ceps. Una acurada selección de vinos catalanes completa una experiencia gastronómica arraigada al territorio que nos acoge. 

Cochinillo crujiente en La Vella Farga - Ò. Marín

Cochinillo crujiente en La Vella Farga – Ò. Marín

Y tras una cena suculenta, los gruesos muros de piedra de la masía proporcionan la seguridad y el reposo que el viajero necesita. Como en los mejores alojamientos con encanto, cada habitación tiene una personalidad propia. En este caso, cada una de ellas ha sido decorada con gusto por Martí y Gemma, ambos amantes de las antigüedades y la restauración. Sin ir más lejos, en la habitación doble El Bisbe, en la primera planta, un fragmento de retablo barroco hace de cabezal y una bañera de mármol de más de cien años nos invita a tomar un buen baño caliente. Son estos detalles, unidos a una buena atención y a una gastronomía cuidada, los que convierten un alojamiento en una experiencia memorable.

Habitación El Bisbe en La Vella Farga - Ò. Marín

Habitación El Bisbe en La Vella Farga – Ò. Marín

Bañera de mármol en la habitación El Bisbe - Ò. Marín

Bañera de mármol en la habitación El Bisbe – Ò. Marín

 

Òscar Marín

http://blogs.descobrir.cat/elplaerdeviatjar/

Òscar Marín

Author: Òscar Marín

Periodista especializado en viajes, he trabajado en revistas como 'Altaïr', 'Nat' y 'Lonely Planet Magazine'. Escribo el blog de viajes ‘El plaer de viatjar’ (http://blogs.descobrir.cat/elplaerdeviatjar) y soy redactor de la revista ‘Descobrir’. También he participado en el blog de la Agencia Catalana de Turismo y he colaborado en programas de radio, diarios y revistas recomendando mis propuestas viajeras. Soy autor de dos guías turísticas sobre Catalunya. El lugar favorito para perderme es París, la ciudad donde suelo refugiarme. También cerca del mar, en la costa catalana.

Share This Post On

Submit a Comment