Una escapada «de teatro» en Almagro

La Casa del Rector, el hotel, y El Corregidor, su restaurante, son el reflejo de una ciudad que aúna el cuidado de sus tradiciones y la adaptación a la modernidad.

Patio central del hotel La Casa del Rector, Almagro (Ciudad Real)

Patio central del hotel La Casa del Rector, Almagro (Ciudad Real)

Almagro no es una ciudad, sino una experiencia en la provincia de Ciudad Real. Pasear por sus calles y plazas empedradas es indagar en su historia, advertir vestigios romanos, visigodos y árabes, así como su idiosincrasia medieval y la impronta del esplendor económico y religioso de los siglos XVI y XVII.

El espíritu de Almagro es cultural, muy apegado a sus tradiciones y a los productos que le ofrece la tierra. En este ambiente, se encuentran muy bien mimetizados el Hotel Spa Rusticae La Casa del Rector y su restaurante El Corregidor. Ambos son el reflejo de la ciudad, pues aprovechan la arquitectura y los productos locales, al mismo tiempo que introducen nuevas técnicas y posibilidades más modernas.

Habitación de ambiente moderno y vanguardista del hotel La Casa del Rector.

Habitación de ambiente moderno y vanguardista del hotel La Casa del Rector.

Alojarse en el Hotel  Spa La Casa del Rector de Rusticae es como hacerlo en tres hoteles distintos. Su exterior es el de una casa solariega del siglo XVIII. Sólo hace falta que elijamos dónde queremos dormir, en el espacio tradicional y rústico, en el más moderno y vanguardista, o en el que impera el diseño y la domótica. Tres ambientes articulados en torno a un gran patio, que hace las veces de recibidor y conduce a las 29 habitaciones de este hotel de cuatro estrellas.

La Casa del Rector dispone también de una galería de arte permanente dentro del propio hotel con obras del artista internacional, Skount. Su obra se inspira por el teatro clásico de su ciudad natal. Skount, con sus personajes oníricos enmascarados, nos invita desde el entorno urbano a adentrarnos en misteriosos paisajes de ensueño.

Spa con piscina, jacuzzi y sauna de La Casa del Rector.

Spa con piscina, jacuzzi y sauna de La Casa del Rector.

¿Pero qué mejor manera de relajarse que en un spa? En La Casa del Rector el relax está asegurado. Además del circuito spa -con jacuzzi, piscina y sauna- en este hotel con encanto de Rusticae en Ciudad Real podremos disfrutar también de otros servicios de hidroterapia y cromoterapia, así como una serie de nuevos tratamientos muy exclusivos: faciales con perla, oro y peeling con brillo de sal… ¡una delicia para los sentidos!

A la hora de cuidar a nuestro paladar no existe mejor opción que El Corregidor. El restaurante abrió sus puertas antes en otra casa solariega cercana incluso que las de La Casa del Rector, en Almagro. El Corregidor apuesta por una cocina clásica, empleando ingredientes que le brinda la tierra, conjugada con novedades y modas culinarias. El encanto reside también en sus vistas, y es que desde su terraza de verano, se puede contemplar la iglesia de San Bartolomé.

Vista de la Iglesia de San Bartolomé desde el restaurante El Corregidor, Almagro (Ciudad Real)

Vista de la Iglesia de San Bartolomé desde el restaurante El Corregidor, Almagro (Ciudad Real)

Los platos manchegos y las innovaciones gastronómicas con cuerpo de tapa o ración dominan nuestra mesa, donde aparecen platos como las migas del pastor, las gachas almortas, el carré de cordero confitado con galleta de patata y, por supuesto, platos donde aparece la berenjena, el producto estrella y el protagonista de la ruta de la tapa de Almagro.

Ana Perals

Author: Ana Perals

Share This Post On

2 Comments

  1. Muchas gracias por vuestros comentarios! La verdad es que se hace la boca agua pensando en la cocina que ofrecen. Nos alegramos de que vuestra experiencia haya sido satisfactoria y de que la compartáis con nosotros. un abrazo!

  2. Estuve pasando un fin de semana con mi pareja en este hotel de Almagro. La estancia fue estupenda, pero me gustaría destacar el restaurante. Todo lo que comí estuvo magnífico, perfectamente ejecutado y presentado. El lomo de cierva con puré de frambuesas estuvo exquisito. El servicio intachable, nos trataron de lujo. Volveré seguro!

Submit a Comment