Una habitación con vistas

Como ocurre en la novela “Una habitación vistas”, ambientada en la ciudad de Florencia, cuando vamos a un hotel nos gusta disponer de buenas vistas desde la habitación y desde otros rincones del alojamiento.

En Rusticae tenemos una gran colección de hoteles con vistas de impresión para que os despertéis contemplando el amanecer y paisajes únicos, ya sea junto al mar, en la montaña o en el casco histórico de una ciudad Patrimonio de la Humanidad. Como muestra, viajamos a Teruel, Cádiz, Mallorca, Cuenca y Girona, para perder la vista en el horizonte y disfrutar del entorno desde la habitación del hotel con encanto.

Kubes del Hotel Consolación (Teruel)

Kubes del Hotel Consolación (Teruel)

Las habitaciones-cubo del hotel Consolación de Teruel son el mejor mirador al bosque mediterráneo de los Puertos de Beceite y de toda la comarca del Matarraña. Sus grandes ventanales del techo al suelo permiten el contacto con la naturaleza sin salir de la habitación ni del hotel. Los rayos del sol iluminan toda la estancia mientras nos relajamos escuchando música o nos damos un baño en la bañera excavada en pizarra. El invierno nos regala otra perspectiva del panorama natural que nos envuelve mientras leemos un libro junto a la chimenea colgante.

La Casa Grande, Arcos de la Frontera (Cádiz)

La Casa Grande, Arcos de la Frontera (Cádiz)

Si amanecemos en el hotel La Casa Grande, situado al borde de la escarpada Peña de Arcos de la Frontera, podemos disfrutar de vistas únicas a la vega del río Guadalete, la iglesia de San Pedro y los patios vecinos. Desde esta casa-palacio de Cádiz, puerta de entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos, el vuelo de los pájaros queda a nuestros pies y podemos paladear la palabra libertad. Las siete habitaciones de La Casa Grande disponen de buenas vistas y desde la terraza-mirador se contemplan hermosos atardeceres, que ponen el mejor broche a la jornada en tierras andaluzas.

CAN SIMONETA, Mallorca_174 LOW

Hotel Can Simoneta, Mallorca

 

 

Sobre un espectacular acantilado al norte de Mallorca, se alza el hotel Can Simoneta como un gran balcón al Mediterráneo. Su cercanía al mar lo convierte en un hotel idóneo para los que buscan paz y tranquilidad. De hecho, el hotel cuenta con un acceso directo al mar. Podemos escuchar cómo las olas chocan contra las paredes de piedra, oler la sal y disfrutar de estas preciosas vistas desde la habitación, las terrazas, la piscina o tumbados en una de las hamacas colgantes entre los pinos. Merece la pena también levantarse temprano y conocer los amaneceres de esta zona de Mallorca.

Posada San José (Cuenca)

Posada San José (Cuenca)

 

En el casco histórico-monumental de Cuenca, el hotel Posada de San José se aloja en una típica casa colgada del siglo XVII, que perteneció a la familia de Velázquez y más tarde fue escuela de canto. No es difícil adivinar que este hotel goza de buenas vistas, habitando una de las casas colgadas de Cuenca. Desde las ventanas o balcones de las habitaciones nos asomamos al impresionante panorama de la hoz del río Huécar, que cambia de color según la luz del día, mostrando los bellos amaneceres y ocasos de Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad.

TERRAZA 103 B

Hotel El Ventós (Girona)

Otro hotel Rusticae con buenas vistas es El Ventós, localizado en la provincia de Girona. La pista asfaltada de 7,5 km que tenemos que subir para llegar a este hotel con encanto nos anuncia que vamos a poder estar en una zona alejada de otras construcciones, rodeados de naturaleza y con unas buenas vistas. Y así es, a 840 metros de altitud se erige el hotel El Ventós, rodeado de una gran finca forestal y ganadera de 400 hectáreas. Tanto dentro como fuera de esta masía tradicional catalana del siglo XV, podemos disfrutar de unas vistas espectaculares a los prados, donde pastan animales, y a los volcanes del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa. La vista llega alcanzar, incluso, la costa mediterránea y las montañas pirenaicas. Todo un regalo para los ojos.

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

Submit a Comment