Visita a Le Cinque Terre: cinco preciosos pueblos de tradición marinera

Ahora que parece que el tiempo veraniego está establecido de manera sólida en gran parte de Europa, me gustaría proponeros una escapada a unos preciosos pueblos de pescadores que están situados en la parte norte de Italia. Esta famosa zona, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1997, se conoce con el nombre de Le Cinque Terre. Esta región se encuentra en la provincia de La Spezia, bañada por el Mar de Liguria, y recibe su nombre en representación de los cinco pueblos que la conforman: Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso. Algunas de las características principales del magnífico territorio de Le Cinque Terre son sus bonitas y coloridas casas sobre las colinas y la larga tradición marinera de sus pueblos. Perderse por sus angostas calles llenas de encanto y disfrutar de la relajante brisa marina no dejará indiferente ni al visitante más distraído. ¿Me acompañáis?

Manarola

Manarola

Dado que no está permitido el uso de automóviles para los no residentes dentro de la zona de Le Cinque Terre, podéis desplazaros en coche hasta la cercana ciudad de La Spezia y desde allí coger un tren regional que hace la ruta por los cinco pueblos en un día y cuyo billete cuesta unos 7,50€. El tren se detiene en cada uno de los pueblos con bastante frecuencia y las distancias son relativamente cortas, así que en un día tendréis tiempo suficiente para poder disfrutar de las vistas y de un paseo por las calles de cada uno de los increíbles pueblos de Le Cinque Terre.

Vernazza

Vernazza

Vernazza

Vernazza

Si hacéis el recorrido en tren podéis empezar visitando Riomaggiore, que es el pueblo que está situado más al sur y por lo tanto más cerca de La Spezia. Destaca por su centro histórico que data del siglo XIII y por ser el lugar donde da comienzo la famosa via dell’amore, un camino de poco más de un kilómetro que discurre por un acantilado sobre el Mar de Liguria que comunica Riomaggiore con Manarola. El siguiente pueblo es Manarola, que personalmente es el pueblo que más me gustó de los cinco, con sus pintorescas casas de colores amontonadas con tanto encanto sobre el acantilado. Pasear por sus bonitas calles es un auténtico placer, así como degustar en sus restaurantes el pescado fresco que ofrecen a diario en todos los menús. En Manarola podéis hacer un descanso para disfrutar de un rico almuerzo ya que hay gran variedad de restaurantes donde degustar los productos típicos de la zona. Corniglia es la tercera población, la más pequeña de las cinco, y se diferencia del resto en que es la única que no se conecta directamente con el mar ya que está situada en una colina a unos cien metros de altura. Corniglia está unida a Vernazza por un paseo a medio camino entre el mar y la montaña. A continuación os podéis dirigir a Vernazza y hacer un pequeño recorrido por la población empezando por su plaza principal que se encuentra rodeada de coloridos edificios, entre los que se encuentra una bonita iglesia, para continuar con el pequeño puerto donde se desarrolla toda la actividad pesquera del pueblo y acabando por sus estrechas y preciosas callejuelas, por las que un paseo a media tarde harán las delicias de todo visitante. Cuando el sol ya esté a punto de ponerse podéis ir haciendo camino hacia el último pueblo de la ruta, Monterosso. Un paseo al atardecer por sus calles, siempre muy animadas, será una forma excelente de poner punto y final a esta pequeña ruta por los pueblos de Le Cinque Terre. Y, por supuesto, no podéis dejar Monterosso sin antes observar una bonita puesta de sol desde una de sus inolvidables playas. Espero que este post os sea de ayuda si estáis pensando en visitar la zona de Liguria y si no os animo a tod@s a hacerlo ya que los pueblos de Le Cinque Terre son, según mi opinión, de los que tienen más encanto de toda Italia. ¡Una auténtica experiencia para los sentidos!

Monterrosso

Monterrosso

Ester Perez

Author: Ester Perez

¡Hola a tod@s! Mi nombre es Ester, soy de Barcelona pero desde hace cuatro años vivo en Alemania. Estudié económicas en la universidad, pero mi experiencia laboral se centra en temas de marketing. Actualmente trabajo en el departamento digital e innovación de una multinacional alemana. Mi trabajo me encanta pero lo que realmente me apasiona es viajar a lugares con encanto, alojarme en bonitos hoteles o casas rurales y hacer fotografías de cada rincón interesante que encuentro. Viajar es mi vía de escape y lo que realmente me hace desconectar y llenarme de energía para seguir funcionando en mi día a día. Como mis amigas siempre me pedían consejo sobre lugares con encanto a los que viajar, un buen día decidí crear mi blog: A Rural Chic Lifestyle (http://www.aruralchiclifestyle.com/). ¡Espero que os guste tanto como a mí! También me podéis encontrar en Instagram como @ruralchic_lifestyle. El lugar que elijo para perderme es cualquier parte de la Toscana, Italia.

Share This Post On

Submit a Comment