Vuelve «La Campana» de Elgorriaga

campana5«Piensa en global, actúa en local» ha sido eslógan del ecologismo en los últimos lustros, acompañando a un desarrollo económico basado en el libre comercio no ajeno a efectos medioambientales adversos. El libre comercio, la supresión de aduanas, la libre circulación de personas, mercancías y capitales ha alimentado una cierta euforia por la cual los países ricos no perdían comba -comprando en China y vendiendo en la Quinta Avenida- y los países pobres sustentaban con márgenes pírricos un desarrollo de dos dígitos porcentuales no siempre digno. Es en ese ambiente de avante toda que en los países ricos nos creíamos posibilitados para recorrer el planeta en vacaciones de ensueño en destinos exóticos, a golpe de tarjeta de crédito y animados por la expansión de las aerolíneas low cost. Estábamos aplicando la mitad del eslógan ecologista, pensábamos en global. Pero la euforia ha sido carrera de los cien metros, y con dopping, por lo que, como atletas en bajón emocional descubrimos las cosas buenas de la segunda mitad del eslógan. Y descubrimos, redescubrimos, los placeres de conocer nuestros valores cercanos. Y el Pirineo no es menos hermoso que las Rocosas, el somontano nos gusta más que el burdeos y descubrimos Patrimonios de la Humanidad que siempre estuvieron ahí. Un cierto miedo a lo global nos permite redescubrir lo local, los valores de una sociedad de un tiempo pasado, y al buen entender de un sociólogo-ecólogo eso tiene mucho de positivo. Creciendo con nuestros vecinos geográficos y culturales somos más capaces de manejar el futuro, y el turismo de cercanía gana adeptos. No siempre por motivos de presupuesto. Son muchos los que siguen destinando sumas importantes a una semana de vacaciones, pero han cambiado las arenas de Phuket por las nieves de la Vall d´Arán a todo trapo. En definitiva, podríamos ser los locales quienes cubramos el vacío que nos dejan turismos como el británico, redirigido hacia las costas de Turquía y Croacia. La hotelería con carácter, que se apuntó a la carrera de fondo, mantiene el mismo ritmo de años anteriores gracias a que el grueso de sus clientes son gente de mundo que sabiéndolo o no, ha sido moderadamente fiel al eslógan ecologista.

Rusticae

Author: Rusticae

Share This Post On

Submit a Comment